domingo, 7 de febrero de 2010

Las cosas acaecidas en Roma.


Hoy quiero contar un cuento, un cuento digno de bestseller, una historia de esas que demuestran que la realidad supera a la ficción y que la iglesia católica nunca dejará de sorprenderme.
"A finales de agosto el diario "Il Giornale" de la familia del primer ministro italiano Silvio Berlusconi, arremetió contra Dino Boffo,director del diario de los obispos milaneses "Avennire", informando acerca de su homosexualidad y de haber llegado a un acuerdo hace diez años para evitar ser procesado por acoso a un hombre casado. Este escándalo se sumó a una oleada de críticas hechas hacia el primer ministro por sus escarceos sexuales y sus fiestas privadas en el diario que dirigía Boffo.
Lo más llamativo de esta guerra mediática que obligó a dimitir a Boffo nos llegó está semana, cuando se filtró desde el diario "Il Giornale" que la información recibida para acabar con Boffo procedía de altos cargos de la jerarquía católica. Los rumores apuntaron entonces hacia Gian Maria Vian, director de "L'Osservatore Romano", periódico de la santa sede, insinuándose que era una orden directa de la mano derecha del papa, el cardenal Bertone.
El vaticano ni afirma ni desmiente. La conjura contra Boffo puso ser planteada por todos y hay quien dice que todo esto ha servido para forzar un pacto de no agresión entre el primer ministro italiano y la santa sede.
Moraleja:
Si quieres comer perdices con prostitutas y enanos en felices fiestas privadas, aprovecha las conjuras y puñaladas de la santisima iglesia católica apostólica y romana. Nunca falla. "

1 comentario:

Juan de Rota dijo...

Amén.

Perdona por no estar al tanto de tu blog. Soy un puta.

Dani