sábado, 21 de diciembre de 2013

De mamadas y países.


Sin nada nuevo bajo el sol vuelvo al pequeño reducto que es la península Ibérica y a la minúscula frontera que encierra a la mamada España. Íbamos a cambiar el mundo, y yo iba a colaborar con ello. Ahora otra vez me siento pequeña. Lo urgente no deja tiempo para lo importante, aunque lo urgente también me parezca importante. 

Vuelvo al PP, al PSOE y al rollo de siempre. Pero yo quería cambiar el mundo y ando entretenida con la parte. No, no y no ¿Qué importa si roban unos o roban otros? ¿Si lo hacen aquí o allí? 
Me siento pequeña y reducida. Todos a la cárcel o al psiquiátrico, los de aquí y los de allí. Echemos a la basura el sistema de especulación, de corrupción, de gobernantes que olvidaron gobernar. 

No es una voz, es un coro. No es una parte, es un todo podrido que se extiende que no conoce fronteras, que no se reduce a un partido ni se limita a un país. Vayamos de lo chico a lo grande, estoy de acuerdo. Comencemos con lo local y partamos sin mirar atrás hacia lo universal. Pero no caigamos en creer que la solución pasa por luchar por una mísera frontera. Que nuestro problema no salta la frontera natural de los Pirineos o del Guadiana. 

Los países no existen en este sistema más que para controlar al ganado para que sea obediente. No seamos estúpidos, no caigamos de nuevo en la trampa. Abandonemos la teta y a la mamada España. Se lo debemos a lo único que existe, a lo único que importa: el ser humano de aquí y de allí, a todos los que mamamos en biberones diferentes leches de una misma vaca loca. 

1 comentario:

ohma dijo...

"Los países no existen en este sistema más que para controlar al ganado para que sea obediente".
Esto es, quizás, lo que más sobresale en la etapa actual.
Pero para mí un país es como tu casa, es decir,el lugar dónde más a gusto te sientes. No tiene que ver con el lugar en el que has nacido. Puede coincidir.
Pero es cierto que los tiempos parece que requieren luchar más por nuestros derechos elementales como humanos que somos que por los territoriales. Pero no demonicemos los segundos. Uno y otro, a mi modo de ver, son légitimos.
Saludos.
Felices Fiestas!!