viernes, 17 de abril de 2009

Aznaridades.


Vuelve a la carga la cortesana de Bush. Hace tiempo que decidí no echar más cuenta al memo de la foto de las azores. Sin embargo me lo complica todo en esos discuros gloriosos y épicos que da en FAES.
Al grito de ¡Qué vienen los rojos! vuelve a atacar todo lo que no sea libre mercado, integrismo católico y mentalidad conservadora y discriminatoria. Dios nos pille confesaos, que la marioneta del mercado viene con fuerza.
El señorito considera que la crisis ecónomica es también una crisis moral (típico de la derecha...ellos son los únicos dueños de la moral...la única visión posible). La solución a la crisis la ve clara: "Necesitamos menos impuestos, menos gasto público, menos intervención pública en los mercados, menos empresas públicas". Por supuesto se ve que su sistema funciona...la economía va mejor mientras más libre mercado hay...y la moral...hay más muertos mientras menos proteccionismo social haya...sin embargo eso no son cuestiones morales. Porque no atentan contra el catolicismo Europeo...el Vaticano mantiene sus riquezas perfectamente...tampoco atenta contra la libertad económica...única posible...buscar equidad para el acceso a la misma es cosa de rojos y eso todo el mundo lo sabe...debemos temer al comunismo del siglo XXI que se esconde en cualquier parte atentando contra el principio fundamental de la ética que es comercio a cualquier precio. Miles de muertos, da igual, mientras la economía vaya bien. Estoy cansada de la idolatría abstracta del libre mercado. Soy y por convencimiento y no por ideología una antisistema en toda regla...por ello no quemo contenedores. Creer en el ser humano es incompatible con buscar dañarlo. Creo que mis teorías son plenamente amorales...quizás deba ir a que algún cura me salve de mis pecados...

1 comentario:

espaciociudadanoeuropeo dijo...

perfecta descripción de la banalidad,conservadurismo trasnochado en la convulsa politica española!Puedes llegar.......a comentarista político?